Soy una persona que valora mucho la paz, el equilibrio y la sencillez. Tengo un gran mundo interior, nutrido a lo largo de los años en mi característico silencio, un mundo que a veces se expresa a través de la escritura.

Me dedico a cuidarme y a cuidar de mi hogar y mi familia y ofrezco un servicio amoroso de acompañamiento a través de la técnica de Decodificación de la Memoria Celular, la Sanación Energética y todas las herramientas internas que surgen con el desarrollo de mi intuición. 

Me apasiona saber que no somos sólo carne y hueso, que hay un mundo invisible por descubrir y comprender, el mundo de la energía sutil que nos compone y nos sostiene, que nos une y que nos guía

Me motiva descubrir que ese mundo invisible se siente, se escucha, se percibe en lo cotidiano, se mueve por dentro y se manifiesta sutilmente a través de nuestras experiencias.

Me alegra experimentar que para descubrir ese mundo invisible y toda su potencialidad hay que estar con los pies bien en la tierra, y ese es el gran desafío de mi vida. Expresar mi singularidad en esta Tierra, darle voz a mi esencia a través de mis dones, para expandirme y compartir.

Me moviliza poder compartir con otros lo que soy y las experiencias que me permiten evolucionar conscientemente, así como aquellas herramientas y conocimientos que me van enriqueciendo en el camino.

Mi camino es hacia adentro para reencontrarme y hacia afuera para compartir y expandirme desde mi singularidad y en comunión con otros, buscando ser cada día más consciente y más libre para construir mi realidad, en armonía con el Todo y con todos.

Algo más sobre mi

Gran parte de mi vida me sentí «sapo de otro pozo», siempre me resultó muy difícil involucrarme con el día a día, con las personas, las actividades, los desafíos cotidianos, y mi interior resultó ser un gran refugio en el cual me sentí segura. Sin embargo, ese refugio a lo largo del tiempo empezó a asfixiarme porque no me permitía expresarme, me mantenía desconectada de todo y aislada. 

El nacimiento de mi hijo representó para mi un renacimiento, mi vida dio un vuelco y tomó otra dimensión o, mejor dicho, empecé a percibir otras dimensiones. De repente, comenzaron a surgir en mi interior las grandes preguntas que me invitaron a recorrer un camino para conocerme y reencontrarme, saber quién soy y qué es lo que realmente me hace feliz.

La búsqueda por responder mis grandes cuestionamientos me obligó a comenzar por el principio, a tirar de la punta del ovillo, explorando mis partes reprimidas y negadas, mis dolores, mis traumas, para luego procesarlos y transformarlos, dándoles un nuevo significado.

Busqué apoyo en muchas terapias y herramientas, pero cuando conocí la técnica de Decodificación de la Memoria Celular me enamoré para siempre y mi entendimiento adquirió un nuevo nivel de profundidad, impulsándome a formarme para poder compartirlo con otros. Luego descubrí la Sanación Energética y otras herramientas que fui incorporando para profundizar mi desarrollo interior y, de la mano, el servicio que ofrezco.

Sigo formándome permanentemente y aprendiendo a través de la experiencia, tomando contacto con mis dones y capacidades, profundizando en mi camino de evolución y acompañando a otras personas en el suyo, respetando sus tiempos y particularidades, siendo consciente de la multidimensionalidad que nos compone y de la sabiduría infinita que nos une y nos habita a todos y cada uno en las profundidades del Ser.

Te invito a continuar recorriendo este espacio.