Un nuevo formato de sanación energética que promueve la agudización de tus sentidos, para percibir lo que se encuentra más allá de las palabras.

La sanación energética, mi patio de juegos

Tomé contacto con la sanación energética en primer lugar espiando desde un costado, como escondida detrás de un arbusto, al sentirme profunda y humildemente maravillada por ese mundo misterioso e intrigante, desconocido y fascinante. Estudiando y experimentando me animé a salir lentamente de atrás del arbusto, comprendiendo progresivamente cuales son los caminos por donde corre la energía y el respeto que hay que asumir al “tocarla”.

Así, con la sanación energética, poco a poco, se me abrió un mundo, un mundo nuevo en algunos aspectos, pero en el que siento, muy en el fondo, que ya he estado. Es como un patio inmenso en el cual mi alma danza y juega como si fuera otra vez una niña creativa y sin miedos, pero que, a la vez, al compartirlo con los demás, me permite enraizar cada día un poco más, tomando contacto con la responsabilidad que significa percibir las historias de otros y, a su vez, enriquecerme yo en el proceso.

Historias en mi cabeza

Siempre me gustaron las historias, creo que siempre tuve historias en mi cabeza y fantasías que me permitían volar. Con los años empezaron a interesarme también las historias de otros, sus vivencias recogidas a través de largos períodos de observación y escucha. Al hacerme más consciente de todo, me fui dando cuenta que me atraen especialmente las películas basadas en hechos reales, que me intrigan muchísimo las historias que se esconden en las paredes de las construcciones o lugares abandonados o perdidos en el tiempo, y que puedo estar atrapada horas leyendo o escuchando a la gente relatar sus vivencias.

Pero, ¿qué es lo que me cautiva de las historias? Muchas veces me hice esta pregunta. Claramente no son los hechos en sí, los nombres, las fechas, nada de eso me genera un impacto significativo como para quedar impreso en mi memoria. Más bien, lo atractivo de las historias para mi es saber o percibir cómo los personajes interpretan, abordan y sienten cada experiencia que les toca vivir. Cómo las transcienden y cómo evolucionan a partir de ellas. Qué va pasando en su interior, cómo se relacionan con otros y cuáles son sus emociones mientras todo esto ocurre.

Cada persona es única y dentro de su singularidad va tejiendo su historia, tiñendo de un color, un aroma y un sonido específicos cada vivencia, sintiéndola e internalizándola de una forma particular y, en buena parte, misteriosa. Escuchar, mirar y sentir con apertura y atención, sólo nos da una pista, un bocado, de ese profundo mar de misterios que yace en el interior de cada persona, en el cual las olas van y vienen, y en cuya profundidad se esconde un mundo de conceptos y percepciones, sensaciones y pensamientos, dolores y alegrías, recuerdos y sueños, rostros e imágenes.

Historias para Sanar

Historias. Historias de otros que se entrelazan con las mías, con las de los que fueron y los que vendrán, historias proyectadas desde algún lugar claramente más elevado. “Alguien” pone play y las historias aparecen en mi mente, tramas que conjugan imágenes con sonidos, que atraviesan el tiempo y el espacio, provocando sensaciones y mostrando estados internos de las personas que, tal vez, aún no se han revelado por completo.

HISTORIAS PARA SANAR es un formato nuevo de sanación energética que surge con el objetivo de contarte esa historia. La historia que nos muestran sobre vos, un cuento en el cual vos sos el actor principal, que expone hechos, imágenes y sonidos a través de una trama que, de manera simbólica, busca tocar una fibra de tu interior, convidarte con una nueva mirada sobre tu vida, sobre lo que te pasa.

HISTORIAS PARA SANAR es un formato de sanación energética que promueve indirectamente la agudización de los sentidos, para percibir lo que se encuentra más allá de las palabras, que te invita a tomar contacto con ese mundo misterioso y profundo, ese mundo que no es ni lineal ni literal.

Un servicio a través del cual busco minimizar, si es que acaso esto es posible, la interpretación subjetiva de las historias que hace la mente; para dar lugar a tu percepción pura y directa. Por eso, este formato de sanación energética requiere de auto-responsabilidad y de cierta apertura, para entregarse al proceso en la confianza de que aquello que no se logra interpretar hoy, será revelado tal vez en otra estación de tu recorrido por la vida. Para comprender que la sanación se desencadena permanentemente a través de múltiples estímulos, empujada por el flujo de la vida, aunque no sintamos el efecto inmediato.

Para mayor información práctica sobre las sesiones consulta las Preguntas Frecuentes.

Te invito a escuchar una historia en la cual vos sos el protagonista… una Historia Para Sanar.

Te invito a continuar recorriendo este espacio.