CB 2021 – 4

COMPARTIR BIENESTAR 2021 –  4

Hola, bienvenidos nuevamente!
 
Les comparto la reflexión que surgió en el día de hoy dentro de lo que llamo Compartir Bienestar 2021.
 
Existe un universo lleno de riquezas, melodías, espacios, densidades, luces, vibración… tan pero tan rico y variado que gran parte aún está sin explorar. ¡Y todo eso está a nuestra disposición! A través del siguiente texto te invito a tomar contacto con él.

Que lo disfrutes, un abrazo, Marilín.

UNA ORQUESTA SÓLO PARA VOS

Hay un mundo en tu interior que es a la vez visible e infinitamente profundo, pintado de colores y acompañado de sonidos, que se expresa en diversas densidades y a través de un amplio espectro de luz, que vibra y que danza al compás de tus melodías. Una orquesta que conforma un universo tan pero tan rico y variado que no puede ser comprendido y clasificado en su totalidad por la mente. Una banda compuesta por músicos de las más diversas y maravillosas especialidades, que pueden tocar sonidos tan increíblemente bellos y jamás escuchados, así como también emitir los ruidos más ensordecedores y desequilibrados.

¿Quiénes son esos músicos? ¿Cómo hacen para tocar todos juntos?

Ellos son tus órganos y tus huesos, las venas y la sangre que las recorre, las glándulas y las hormonas que se generan a cada instante, tus articulaciones y los músculos que te sostienen, tus células, partículas y átomos, tus neuronas y la conexión entre ellas, tu piel y los pelos que te conectan con el entorno, la parte física y la que no se ve, las emociones y pensamientos conscientes e inconscientes, tus recuerdos del pasado y tus experiencias por venir, eso que tomaste de tus ancestros y de tus vidas pasadas, tus chakras y meridianos energéticos, el adn dormido y el despierto, tu conexión con la tierra y con el cielo, y todos los espacios y dimensiones de los cuales aún no sos consciente.

Esa multitud de músicos siempre está a tu disposición, tocando amorosamente la melodía que vos estás decidiendo a cada instante, sin cuestionarte en absoluto, expandiéndose con tus emociones de amor y alegría, y contrayéndose cuando tenés miedo y rencor. Achicándose cuando creés depender de otros y expandiéndose cuando te abrís a la vida desde tu centro. Entrando en acción contínua hasta enfermarte si no te das respiro y armando películas que te dopan si tenés miedo a enfrentar la realidad. Dejando entrar amenazas cuando te sentís desprotegido y expulsándolas cuando te das cuenta que nada puede dañarte desde afuera. Envejeciéndote o manteniéndote esbelto de acuerdo a tu relación con el “paso del tiempo”.

Su tarea es tan absolutamente perfecta y amorosamente fiel que, si lo decretás, te llevan hasta la muerte. ¿Cuánto tiempo más vas a esperar para prestarles atención, escucharlos, mirarlos de frente y agradecerles su entrega? ¿Cuándo vas a tomar firmemente la batuta y comenzar el proceso de aprendizaje para llegar a ser el gran director de tu propia orquesta? ¿Qué melodía vas a pedirles que toquen hoy?

En mi caso hoy surgió esta melodía, que me impulsó y acompañó a cerrar los ojos e ir al encuentro con mi propia orquesta. Ahhhh qué belleza!! Qué lindo es volver a experimentar que nunca estoy sola. Y, si bien es una gran responsabilidad llevar la batuta, es emocionante contar con esta banda de amigos dispuestos a tocar esas melodías que me elevan y me expanden.

Te lo recomiendo ampliamente, no te vas a arrepentir.